Mi llegada a la Acuarela

MI LLEGADA A LA ACUARELA
Mi llegada a la Acuarela fue como si en algún momento me hubiese bajado de un tren y la hubiese encontrado allí de pronto. Nuestro encuentro tuvo mucho de casual. Desde entonces creo que existe la buena suerte. Los astros debieron alinearse ese día en el que decidí apuntarme en uno de esos Encuentros que organiza la Agrupación de Acuarelistas de Andalucía. Sin saber como me ví en medio de una Plaza pintando. Sintiendo cada soplo de aire a mi alrededor como si fuese un sólido y oyendo lejanos ruidos de gentes al pasar. El agua en mi cuadro parecía estar viva. Las cosas allí cambiaban a su gusto sin control. Acostumbrado a la inmobilidad del oleo, llegué a hablar en voz alta a pesar de estar solo. Mi concertación era el producto de un sin fin de pensamientos a los que no podía poner freno. Estaba entonces viajando en ese imaginario tren que iba a toda velocidad y sin freno. Al final, me fui rindiendo a la evidencia. Mi primera Acuarela como obra pictórica era catastrófica. Conforme aceptaba esta realidad, el tren se fue parando hasta llegar a una estación llamada LA ACUARELA. Al bajar, una vez en el andén pude leer un rótulo que alertaba: A partir de ahora, pintar un cuadro no será un acto placentero y relajante sino todo lo contrario. Una lucha con elementos cambiantes y un apasionante viaje a tu interior.
... y aquí sigo, desde entonces, atado a ese viaje...
Luis Lomelino. Acuarelista.

DEMOSTRACIÓN DE PINTURA A LA ACUARELA



PEQUEÑO FORMATO


 Pintar una Acuarela siempre constituye un apasionante reto. Por aquello de que nos movemos sirmpre entre lo razonado y lo intuitivo. Cualquier parámetro o circunstancia dá para un tratado y desde luego para muchos pensamientos. El tamaño de la obra es una de esas variantes. El que acostumbra a pintar gran formato sufre al enfrentarse a lo pequeño y viceversa.
Para mi, el reto es pintar pequeñas acuarelas que estén dotadas de sentido plástico. En esto estoy ahora. Comparto con vosotros algunas de estas pequeñas obras que sugieren mas que dicen.









EXPOSICIÓN EN GRANADA






 EXPOSICON DE GABRIELA BERLINGERI Y LUIS LOMELINO

 

LA FLOR DE ASFÓDELO



 Se ha celebrado una exposición muy singular, fruto del esfuerzo organizativo de la Agrupación de Acuarelistas de Andalucía.Y como no, al poeta Emilio Ballersteros. Se han unido dos lenguajes que tienen muchas concomitancias. Entre ellas, una visión de la realidad  que está entre  el pensamiento  razonado  y lo más intuitivo y personal de la expresión de los sentimientos del  ser humano. En esa realidad y espacios que se abren,  se entiende mejor la Poesía de  la Acuarela y la Acuarela de la Poesía.

Por ese motivo estoy muy orgulloso y satisfecho  por mi participación en esta muy particular muestra. Creo además que estamos a nivel de sociedad deseando recibir mensajes limpios.  Donde se expresa con claridad el anhelo de los seres humanos en mostrar sus sentimientos mas nobles.

"La Flor de asfódelo" 50x70

Hay algo cuando miro
la flor del esfódelo
que pregunta qué hay ahí
que es algo mas que flor
pero no vemos.
Tiembla mi corazón porque no sabe
cómo explicar lo que presiente;
pero si sabe que está ahí
eso sin nombre que la palabra no alcanza.

Emilio Ballesteros. Poeta

 

Breve Estudio técnico de la Acuarela:
Estructura formal:
La obra está realizada en la técnica de la Acuarela Sobre papel de 300 gramos de textura rugosa. Su forma es rectangular apaisada siendo su lado mayor 70cm y el menor de 50cm.
Representación, modo de expresión y significado:
Se representa la for del asfódelo sobre un espacio espacio ficticio creado a partir de tres planos convergentes que dejan un hueco en el centro de la composición por donde entra la luz. El significado de la obra se centra en la comparación que hace el poeta entre la realidad y su trasfondo simbólico. Entre lo que vemos con los sentidos y el plano oculto donde están las almas de los difuntos en las creencias del mas allá en la Grecia antígua. Como recrean los  versos:
"...
que pregunta que hay ahí
que es algo mas que flor
pero no vemos
..."













III ENCUENTRO INTERNACIONAL DE ACUARELA DEL VINO Y EL VIÑEDO DE LA RIOJA

Hay ocasiones en las que resulta muy difícil contar algo sin la sensación de dejar atrás muchas cosas importantes. Este Encuentro para mi ha sido una de  ellas. Cinco intensos días cargados de Acuarela, convivencia, amistad, turismo, gastronomía, vino de la Rioja, conversación...
 No conocía La Rioja con lo que para mí estos días han sido doblemente especiales.

 El primer día visitamos Uruñuela. Me puse  a pintar en el campo desde donde se veía una bonita panorámica del pueblo, allí estuve hablando con algunos agricultores de las labores del campo, los tratamientos para los frutales... y me hablaron de la vida en el pueblo y la belleza del pino monumental que se ve en el cuadro. 


Uruñuela


Las siguientes visitas fueron Ollauri, Briñas, Badarán y Navarrete. Destaco de todas las visitas, la belleza monumental de los paisajes que se veían desde cualquier lugar. La visita a las bodegas, especialmente en Ollauri, que nos dejó impresionados por el tamaño colosal de la bodega subterránea y su inmenso património cultural en relación al vino. Todo ello con la hospitalidad y la simpatia de los riojanos, que dejaron entre todos nosotros el regusto y deseo de querer volver.



Panorámica de Briñas


En los alrededores de Badarán


 Cada uno de los días se planteaba pintando por la mañana desde temprano, comida y vuelta a pintar hasta la hora de la exposición sobre las seis de la tarde. Jornadas agotadoras en las que rendimos mucho gracias a la   ilusión que nacía y se renovaba cada día. 








Desde Briñas mirando a las montañas








Panorámica de Navarrete




 Nada hubiese sido igual sin la participación de estos magníficos acuarelistas venidos de muchos lugares de España y Portugal. Unidos de forma magistral por Mari Mar González, Acuarelista vasca, organizadora del Encuentro.
 No hay palabras para agradecer su labor, la de su marido Txitxo y José Uriszar, pintor riojano. Les debemos el haber pasado unos días inolvidables.




 





 La verdad es que, volviendo al inicio de este artículo: Hay ocasiones en las que resulta muy difícil contar algo sin la sensación de dejar atrás muchas cosas importantes. Y estas han sido lo vivido cada uno de los días que hemos estado juntos  y la amistad que hemos fraguado. Espero que el destino nos vuelva a Encontrar y si es en La Rioja, mejor.

PANORÁMICA Y PROCESO DE REALIZACIÓN

La Acuarela es según el imaginario popular, la mas difícil de las técnicas pictóricas.Por ese motivo algunos nuevos acuarelistas piden que se publiquen demostraciones y fotografías paso a paso del proceso de realización de una obra. Tengo mi iopinión sobre la verdadera dificultad de la Acuarela como técnica. No obstante, os pongo aquí unas fotografías con el proceso de realización de una de mis obras. 



 En un primer momento, realizo una mancha de los planos mas amplios. En algunos lugares se extiende mas allá de los "límites" del dibujo. El agua tiende a expandirse y los pigmentos a unirse o repelerse entre sí. Lo que a veces parecen errores, pueden convertirse en grandes aciertos. Aquí radica uno de los grandes encantos de nuestra técnica. Ese toque de autonomía que tienen los elementos plásticos. Aquello que ocurre sin nuestra intervención o voluntad directa.






 Las manchas anteriores marcan bastante el resultado final de la obra. Realmente, es esa mancha inicial la que mas determina el final. Es muy importante que haya pasaje en un cuadro. El pasaje son aquellas zonas en las que se puede pasar visualmente de un lugar a otro sin grandes interrupciones.



  La Técnica de la Acuarela permite simplificar y crear fundidos para dar unidad a la obra.

CONIL DESDE EL MAR

El mar de Conil es ciertamente impetuoso y monumental visto desde cualquiera de los ángulos posibles de ese promontorio cercano a la costa. Por la noche, el sonido de las  olas te empequeñece y  te devuelve a tu verdadera dimensión frente a la naturaleza solemne y grande. 




A veces, al pasear por la  playa y fijar la vista en las casas blancas a lo lejos, la mirada se  queda atrapada en un espacio intermedio. Y digo atrapada porque  a pesar de su cercanía al entorno urbano, sorprende su naturaleza pura y su desorden vegetal propio de marisma. No hay manera en varios minutos de apartar tu atención de este espacio intermedio.





En días luminosos,  se esconden allí colores intensos que contrastan con el blanco de las dunas y de las casas a lo lejos. En los nublados, se tornan ocres y verdes intensos de juncos y pitas que inmóviles emergen orgullosos, frente al movimiento sinuoso como oleaje de los  cañaverales. El viento que sopla a veces con fuerza no hace sino añadir un toque de espectacularidad al entorno.








PINTANDO EN UN PATIO DE POSADAS

El interior de una casa en Andalucía es, el resultado  poético de la colocación de diversos elementos bellos por si mismos. Con el color de la siesta en las tardes de verano y el crecimiento anárquico y vigoroso de la  parra para crear un ambiente denso, íntimo y fresco. 









Cualquier rincón se manifiesta  independiente, consolidando una unidad plástica que tiene interés por  sí misma.

Se recrea el ideal de belleza reflejada en el imaginario colectivo de los pueblos de Andalucía y que lo es  a su vez en una representación de un  paraíso terrenal. En el que son protagonistas el contraste cromático, la luz reflejada, el sonido de pájaros anidando en cualquier hueco y ... de los seres humanos... la conversación, la risas y el sonido de los vasos de vino al posarlos sobre la mesa.









Pintar una acuarela en un patio de una casa de  Posadas, te reporta una experiencia única.  Imaginando la vida en otros tiempos, oyendo el golpear de cascos de caballos al entrar en las cuadras, el canto del jilguero y el olor del aceite de aceitunas lechín.
 Los tesoros que poseemos no tienen precio.